LocalesProvinciales

Buscan los orígenes de la gente del norte neuquino

Compartimos con ustedes la Nota del Diario Rio Negro

Un equipo de investigación del Conicet estuvo en Chos Malal recolectando muestras de sangre como parte de una investigación que comprende a la población de todo el país.

Un equipo de investigación del Conicet, con sede en La Plata, estuvo en Chos Malal como parte de una investigación que busca determinar el origen ancestral continental de la población.

El estudio comenzó a analizar el ADN de la población argentina desde el norte del país hacia la norpatagonia. Eligieron a Chos Malal como representativo del norte neuquino.

El método utilizado se basa en recoger muestras de sangre de personas que asisten a hacerse análisis de sangre y controles de rutina al hospital y a un laboratorio de Chos Malal. Los participantes del estudio fueron elegidas al azar, tendrán el resultado del análisis de su ADN al cabo de un año y medio – en estricta confidencialidad- a la vez que contribuirán a esta importante investigación antropológica.

La manera de remontarse a los orígenes es a través del ADN mitocondrial (que se transmite de mujeres a hijos) y del cromosoma Y (de varón a varón). “Por estas dos vías podemos rastrear marcas en el ADN que dicen de donde venían nuestro ancestros”, explicó Eliana Aquilano, becaria del Conicet.

Una vez recogidas las muestras, se analiza el ADN para encontrar ciertas “marcas” que reflejan las mutaciones y cambios que tuvo el ADN y ver dónde se originaron.

Aquilano, en declaraciones a la radio Comunitaria La Arriera de Chos Malal, explicó que durante la investigación que vienen desarrollando encontraron que “por vía materna hay un alto porcentaje de origen nativo americano” que, en el norte del país, llega casi al 100%. La población de La Pampa, por ejemplo, tiene un 70% de origen nativo americano. “Por vía paterna es muy diferente y el linaje nativo llega apenas al 10 o 15%”, resumió Aquilano.

La producción de información y conocimiento que acumula esta investigación pone en tensión la creencia popular de que la mayoría de los ciudadanos argentinos tiene descendencia europea. “Tiene que ver con la historia de la colonización. Cuando llegaron los europeos eran principalmente hombres, los nativos fueron aniquilados y las mujeres se cruzaban con estos europeos, esto ha hecho que los linajes maternos se sigan conservando hasta el día de hoy”, indicó la investigadora.

Otro linaje que se encontró en el ADN de personas elegidas aleatoriamente fue el africano, que dejan al descubierto las redes de tráfico de esclavos traídos hacia América.

La investigación del Conicet revitaliza la influencia que aun tienen los pueblos originarios. “El mito de que todos bajamos de los barcos lo estamos derribando”, reflexionó Aquilano y agregó que según los datos recolectados la mayoría de los argentinos “tienen sangre aborigen”.

Las muestras se analizarán en La Plata y la información es confidencial. Los estudios demandan más de un año y son enviados a cada participante.
El dato
80-90
por ciento en promedio es el origen nativo americano, por vía materna, de la población del país, según la investigación.
Tags
Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close