Salud

Casi la mitad de los argentinos no controla la sal o las grasas que ingiere

Casi la mitad de la población argentina no controla la sal, el azúcar o las grasas que ingiere en las comidas pero los hábitos de alimentación mejoraron respecto de cinco años atrás.

Un estudio, realizado por la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), también mostró que las mujeres tienen hábitos alimentarios más saludables que los hombres.

Los resultados se obtuvieron a través de una “encuesta probabilística realizada en todo el país a 1002 personas de 16 años y más, utilizando entrevistas personales como instrumento de recolección de datos”, informó el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) de la universidad.

“El 43% de la población no controla la sal que ingiere en sus comidas, el 47% no controla el azúcar y el 49% las grasas”, reveló el estudio, y agregó que “el hábito de control es menos frecuente entre los hombres y los jóvenes”.

“Aunque evitar este tipo de consumos es más necesario a medida que se avanza en edad, la toma de conciencia temprana permitiría que se incrementen los comportamientos preventivos, que son sumamente relevantes para la salud”, dijo al respecto Andrés Cuesta, Secretario Académico de la UADE.

El 73% de los argentinos afirma que prefiere los alimentos frescos, orgánicos o poco procesados.

Encuesta de la UADE

Sin embargo, la encuesta mostró también algunos datos positivos, ya que “el 83% de la población dijo que consume con frecuencia frutas y verduras y el 73% afirmó que prefiere los alimentos frescos, orgánicos o poco procesados”.

“Resta camino por recorrer y las principales cifras del estudio son preocupantes, pero vale la pena advertir que la sociedad avanza en la toma de conciencia e incorporación de prácticas saludables de alimentación”, dijo Constanza Cilley, directora de Voices!, una consultora que participó en la elaboración del estudio.

Concretamente, vemos que creció la incorporación de productos saludables ya elaborados, como los alimentos orgánicos y los alimentos bajos en calorías”, agregó Cilley.

Entre 2015 y 2019 el consumo de productos orgánicos ascendió, de acuerdo a los resultados de la encuesta, del 26 al 46%, mientras la ingesta de productos de bajas calorías pasó del 41 al 49%.

Y, aunque el 53% de los encuestados dijo que “intenta mantener” un equilibrio adecuado entre proteínas, carbohidratos y grasas, esta práctica es más común entre las mujeres (59%) que en los hombres (47%), y entre las personas mayores de 50 años (68%).

Por otro lado, resultó que dos de cada diez encuestados no leen los vencimientos de los productos antes de comprarlos o consumirlos, deficiencia que es más alta entre los hombres que en las mujeres.

Otro hábito saludable que la población no incorporó lo suficiente es el de “controlar con frecuencia el colesterol”, ya que el 54% de los encuestados dijo que no lo hace, afirmación que es más común entre los hombres (59%) y entre los más jóvenes (77%).

La UADE informó que las 1002 personas fueron entrevistadas en abril de este año y luego de ser seleccionadas con un “método muestral probabilístico y estratificado con cuotas de sexo y edad en el hogar”.

Show More

Related Articles

Close