Locales

En zonas rurales entregan las tareas escritas en papel

En el interior de la provincia maestros reparten módulos de comida y apuntes de clases a los más de 1000 alumnos en el interior neuquino.

En tiempos de aislamiento preventivo obligatorio, en el interior de la provincia, puntualmente en las zonas rurales los maestros están haciendo un arduo trabajo para que todos los vecinos tengan su bolsón de comida durante la pandemia y que los más chicos que por razones que todos conocemos, puedan seguir estudiando en la cuarentena. Teniendo en cuenta que allí internet no tiene el mismo alcance y no es “de uso diario”, como en las que en las grandes urbes.

Más de mil niños y adolescentes concurren a las diferentes escuelas primarias y secundarias que abarcan todo Junín de Los Andes y alrededores. En Costa del Malleo, Huilquimenuco, Paimun, Chiquilihuin, Atreuco, Aucapan, Nahuel Mapi, Pilo- Lil, docentes junto a sus familias y con la ayuda de gendarmería repartieron los víveres y las diferentes tareas que no pueden desarrollar en las aulas.

“Por suerte los chicos están bien, están protegidos, viven en sectores abiertos al aire libre sin ningún tipo de contaminación. El problema es cuándo gente de grandes ciudades llegan a los pueblos y más ahora, con el coronavirus latente”, sostuvo Patricia Pacheco, maestra rural en dialogo con el Noticiero 24/7 Noticias.

En este contexto de aislamiento en donde se habla mucho de las distancias, la educación rural tiene mucho que enseñarnos. ¿Es la distancia un impedimento para el aprendizaje? ¿Qué estrategias pueden implementar los docentes en las grandes ciudades para acompañar a los alumnos y a sus familias? Las soluciones no siempre dependen de las tecnologías digitales, sino de planificar de un modo distinto y de buscar las alternativas que permitan usar los recursos a disposición para continuar con nuestra labor pedagógica.

Fuente mejor informado

Show More

Related Articles

Back to top button
Close