LocalesProvinciales

Golpe al bolsillo: el kilo de pan aumentará un 20%

A partir de hoy, el precio indicativo del pan subirá un 20 por ciento. El incremento fue acordado por la cámara de panaderos de Cipolletti, Fernández Oro, Cinco Saltos y Allen y se pone en marcha a raíz de las fuertes alzas que vienen experimentando la harina y otros insumos básicos. No se descarta un aumento más durante lo que resta del actual gobierno nacional, que se va el 10 de diciembre. Luego, se observará qué ocurre con los anuncios de pacto social de la futura gestión y su impacto en la economía.

El precio del kilo de pan común se venderá ahora a 120 pesos. Se trata de un monto sugerido mínimo, ya que, de hecho, hay panaderías que venden hace tiempo su producto a ese precio y aun más. El anterior valor acordado por los panaderos era de 100 pesos y comenzó a regir a mediados de agosto.

Los flamantes montos corren para los numerosos establecimientos que integran la cámara, los que no podrán comercializar su mercadería por debajo de la cifra pautada. No corre esto para los supermercados que elaboran sus propios panificados y que se manejan aparte y con otras lógicas.

El kilo de pan de reparto, es decir, el que las panificadoras entregan a diversas bocas de expendio, se cotizará en adelante a 90 pesos. En cuanto a la docena de facturas, que rondaba hasta el momento los 200 pesos, se resolvió que el precio indicativo sea de 250 pesos. Sin embargo, circula que hay panaderías céntricas que podrían llevarlo a 300 pesos. En este caso, la diferencia la define la calidad puesto que, por lo general, son elaboradas con manteca, que está muy cara, en lugar de margarina, más barata. Desde la cámara, se informó también que la doble prepizza costará 70 pesos.

Los nuevos valores se adoptan ante la escalada en el precio de la bolsa de 50 kilos de harina. Al presente, se consigue entre 1600 y 1700 pesos y los molinos proveedores suelen poner muchas condiciones a los compradores, como por ejemplo, el pago anticipado. Se dan casos de locales chicos a los que directamente ni se les quería vender. También han subido mucho la manteca, la margarina y la levadura, entre los principales insumos.

–> Inquietud por los avatares económicos

Entre los panaderos existe un gran temor por los efectos de la inflación sobre el sector. A nivel nacional y local, se han registrado cierres de establecimientos, despidos de personal, endeudamiento y zozobra. La gente consume menos porque hay poco dinero circulante. Al encarecimiento de los insumos se agrega el precio cada vez más elevado de los servicios y los alquileres. Los problemas son generalizados. Así, en un supermercado se está vendiendo ahora el kilo de pan roseta a casi 190 pesos.

Show More

Related Articles

Close