LocalesProvinciales

La comida cuesta 30% más sin los Precios Esenciales

El programa Precios Esenciales, que congeló un conjunto de 64 alimentos por seis meses, llegó el lunes a su fin, y desde el gobierno nacional comenzaron negociaciones, pero aún no hicieron un anuncio de una posible renovación. De acabarse esta regulación, los clientes podrían pagar hasta un 31% más para conseguir artículos similares que no se encuentran afectados por el control de precios.

En base a una lista adquirir 15 alimentos básicos con los precios del programa exige el gasto total de 594 pesos. Si se quiere comprar productos similares que se encuentran entre los más económicos pero no están incluidos dentro del beneficio, los clientes deben desembolsar 782 pesos, un 31% más de dinero para llevarse la misma cantidad de alimentos.

Los productos enmarcados en el listado oficial, que incluyen alimentos básicos como leche, arroz, harina y azúcar, se mantienen con los mismos valores de mercado desde hace seis meses, cuando se anunció el inicio de este control de precios. Los bienes sustitutos de otras marcas, mientras tanto, sufrieron un paulatino incremento de precios que lo despegó de estos valores.

En ese contexto, se estima que el fin del programa podría traducirse en una fuerte suba de precios en estos bienes seleccionados, para que estos alimentos tengan etiquetas más similares a las del resto de sus competidores. Aunque algunos proveedores ya anunciaron que no renovarían su compromiso con el Estado nacional, otros solicitaron que se les autorice una suba de entre el 10% y el 20% para renovar su presencia en el programa.

Si se desmenuza el listado (ver aparte), se puede observar que un paquete de arroz de un kilo, por ejemplo, cuesta casi 36 pesos en la marca Primor, que está inserta dentro del programa que finalizó el lunes. Por su parte, un producto similar, pero de la marca Molinos Ala, cuesta 41,46 pesos. Los tallarines Regio, inscriptos en los Precios Esenciales, se conseguían a 21,28 pesos, mientras que los de marca Matarazzo, que sufrieron los efectos de la inflación, cuestan desde 43 pesos en adelante en los comercios neuquinos.

Las galletitas de agua de la marca Traviata, de 100 gramos, formaban parte del control de precios y se consiguieron durante seis meses por 15 pesos. Su principal competidor, con la etiqueta de Criollitas, vende un producto similar por 32,80 pesos, lo que implica una diferencia superior al 100%.

El kilo de yerba marca Romance costaba 112 pesos gracias al beneficio de esta regulación, mientras que un competidor no regulado, como Taragüí, ofrece el paquete de kilo a 139 pesos. Por su parte, el envase de harina 0000 del programa es marca Morixe y costaba 34 pesos, mientras que la alternativa de Favorita cuesta 10 pesos más caro.

La leche entera en sachet formaba parte del control de precios en su versión de La Martona, que se comercializa por 35,80 pesos. La misma presentación, con la etiqueta de La Serenísima, se encuentra en los supermercados por 48 pesos. Los ejemplos dejan ver que la mayoría de los productos similares a los enmarcados dentro del programa sufrieron los efectos de la inflación y presentan etiquetas con valores muy superiores a los regulados dentro de los Precios Esenciales. En algunas excepciones, sin embargo, aún es posible conseguir artículos con costos muy similares o incluso inferiores si los clientes migran hacia otras marcas.

Aunque no hay novedades sobre la renovación de este beneficio, el programa de Precios Cuidados, que incluye más de 500 productos, sí se mantendrá vigente hasta el 7 de enero, por lo que la decisión de prorrogarlo quedará en manos de la nueva gestión del gobierno nacional, que deberá iniciar acciones para hacer frente a la inflación.

Congelan precios durante 15 días

En un clima de incertidumbre por el valor del dólar y una posible aceleración de la inflación, algunas cadenas de supermercados iniciaron una estrategia comercial que incluye el congelamiento de todos sus productos alimenticios para los próximos 15 días.

Desde el fin de semana, las cadenas Walmart y Carrefour anunciaron que mantendrán durante dos semanas el precio ya publicado de los alimentos, con el objetivo de hacer frente a la caída en volumen de ventas.

Es necesario un plan antiinflacionario integral

Por Fernando Schpoliansky – Contador con posgrado en Economía Social

Precios Esenciales es el sucesor de Precios Cuidados, y se trata de disponer de un listado de bienes con determinados precios acordados con los proveedores, de modo que el Gobierno intercede en el mercado al fijar y regular el acuerdo entre el productor y el consumidor final. Así, mantiene los precios acordados y hace que los aumentos eventuales que ocurran se hagan de forma acordada.

Esta es una forma de intervención en el mercado para la fijación de precios de determinados artículos en un contexto de un proceso inflacionario fuerte como el que tenemos en Argentina, donde es necesario tener algún proceso de intervención para regular determinados precios, sobre todo de bienes esenciales o de primera necesidad.

El plan es el único programa antiinflacionario que llevaron adelante tanto el gobierno anterior como el de Macri. Por su parte, Macri restringió mucho la política monetaria quitando pesos del mercado a través de la pérdida del poder adquisitivo y con eso creyó que iba a derrotar la inflación, pero fracasó. Sí logró la pérdida del poder adquisitivo del orden del 20% pero no logró bajar la inflación que, por el contrario, aumentó, llegando a casi el 60% interanual.

Esta una forma de atacar la inflación en Argentina, pero no puede ser la única ni todo el programa antiinflacionario. El país necesita un programa integral que tenga que ver con el análisis de toda la cadena de valor desde el proveedor hasta el consumidor final: revisar toda la cadena y ver si las rentabilidades son las razonables, si no hay distorsión en el medio y ver también el componente impositivo. Es sorprendente cuando uno ve el costo del producto, luego de aplicados los impuestos, y cómo eso impulsa el precio final.

El próximo gobierno va a retomar un programa similar con algunos bienes, pero deberá avanzar con un programa antiinflacionario integral que pueda derrotar definitivamente la inflación en Argentina.

Show More

Related Articles

Close