Nacionales

La oposición le reclamó al Gobierno otro presupuesto

Mientras el Gobierno acelera el tratamiento del Presupuesto en la Cámara de Diputados como ofrenda al Fondo Monetario Internacional (FMI) para que realice los desembolsos del pactado endeudamiento externo, la oposición reclama interpelar a varios funcionarios y que se escuche a los sectores “afectados por el ajuste presupuestario”. Desde el Frente para la Victoria (FpV-PJ) insistieron con que el Ejecutivo “rehaga” el Presupuesto en los que incluya los “condicionamientos” económicos que impuso el FMI en la renegociación del acuerdo que el Gobierno ya había sellado. Pero el oficialismo se resiste a ampliar la convocatoria y protege de la requisitoria opositora al flamante titular del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, al que el Gobierno le encomendó la política cambiaria y el “control inflacionario”.

“Nos trajeron un presupuesto que parece un anexo del acuerdo con el FMI, que pone en jaque el funcionamiento del Estado y cercena derechos, y encima ahora cambiaron el acuerdo, con lo que este proyecto quedó totalmente obsoleto”, dice el comunicado del bloque de diputados del FpV-PJ y agrega: “Si el Gobierno quiere salir de la profunda crisis en la que sumergió a los argentinos con sus políticas económicamente desacertadas y socialmente insensibles, debería empezar por ‘decir la verdad’ y ‘no esconder los problemas’, dos latiguillos que no se cansan tanto de repetir como de no cumplir”. Además de sostener que “No podemos aprobar un presupuesto desfasado con la realidad económica del país”.

La bancada que conduce Agustín Rossi emitió el comunicado luego de la reunión de ayer en la Comisión de Presupuesto, en la que solo expuso el director de la Oficina de Presupuesto del Congreso, Marcos Makón. Allí también se sumaron otros reclamos opositores. “Cambiaron las condiciones en Argentina día a día, minuto a minuto. Hay un nuevo acuerdo con el FMI que tendrá que venir a explicar el ministro (Nicolás) Dujovne y hay una nueva política monetaria que no es que no genera ningún cambio en la actividad económica”, sostuvo el peronista federal Diego Bossio para volver a reclamar la presencia de Sandleris.

“Creemos que se ha entregado la soberanía económica al FMI y que no podemos seguir discutiendo en esta comisión si antes no viene el nuevo presidente del Banco Central”, sumó el peronista puntano Andrés Vallone. La kirchnerista Silvina Frana se encargó de remarcar que la oposición en “forma unánime” reclama la presencia de Sandleris.

El presidente de la comisión, el macrista Luciano Laspina, intentó bloquear los pedidos. “La Carta Orgánica (del BCRA) establece un régimen específico por el cual el presidente del Banco Central informa al Congreso. Nos podríamos correr de ese marco pero sería violentar un poquito las normas que rigen”, dijo aunque después volvió sobre sus pasos y pidió “tiempo para evaluarlo e incluso conversarlo con el Senado”.

Sin embargo, los reclamos continuaron. Carlos Castagneto (FpV-PJ) propuso que “se pare la discusión de este presupuesto hasta que venga el presidente del Banco Central” y “que vengan realmente los damnificados de este mal presupuesto”. Una lista en la que incluyó a cooperativas, las asociaciones de defensa del consumidor y municipios y gobernadores. Su compañera de bancada, Cristina Alvarez Rodríguez, amplió el pedido de convocatoria al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, y sectores sociales.

“Yo no veo que haya sectores damnificados en esta ley, con lo cual es una definición que habría que discutir. Trataremos de dar agenda razonable en función de las circunstancias y los tiempos también”, contestó Laspina sin definir cronograma de debate. “Va a depender de la voluntad política de las mayorías”, en tanto respondió el diputado macrista cuado los consultaron si el oficialismo ya había fijado fecha para llevar el Presupuesto al recinto.

Antes, Laspina había calificado como “histórico” el debut en el debate parlamentario de la Oficina de Presupuesto del Congreso. Aunque algunas conclusiones del informe de Makón sobre la incidencia de la deuda en el PBI no cayeron simpáticas en el oficialismo. “Con la baja del producto bruto, el porcentaje de la deuda pública en el producto pasa del 57,1 por ciento al 87 por ciento, para bajar en el 2019 al 75,3”, explicó Makón quien fuera ministro de Desarrollo Social del Gobierno de Fernando de la Rúa.

En tanto, el matancero Fernando Espinoza (FpV-PJ) propuso en el debate dos medidas “para moderar el ajuste” presupuestario. Una es cobrarle 2,5 por ciento de Bienes Personales a quienes se acogieron al último blanqueo y mantienen bienes y dinero en el exterior, con lo que estimó se recaudaría 100 mil millones de pesos “que evitarían el aumento de tarifas en todo el año”. Otra es “obligar” a los agroexportadores a liquidar divisas en el país, “que representan 28 mil millones de dólares”.

Por fuera del debate legislativo, el jefe del bloque de diputados PRO, Nicolás Massot, intentó justificar el acuerdo con el FMI con un curioso argumento que no se corresponde con el Presupuesto del Gobierno envió al Congreso. “La plata que a la Argentina le prestan, la plata que a la Argentina le falta, paga jubilaciones, subsidios energéticos, y universidades. Ahí es donde va la plata”, sostuvo Massot en declaraciones radiales. “Si decimos que seis de cada diez pesos los usamos para pagar jubilaciones y pensiones entonces el Fondo está pagando las jubilaciones en la Argentina. Nos está prestando plata para pagar jubilaciones”, insistió el diputado macrista. Todo un compendio de la hecatombe que desató el programa económico de Mauricio Macri.

Tags

Related Articles

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

download free uapkmod,action game apk mod, android apps apk mod

Close
Close