Provinciales

Las protestas seguirán en aumento, por derecha e izquierda

La izquierda fomenta la salida a las calles y rutas de quienes sienten los rigores del impacto económico negativo de la pandemia. Gente sin trabajo, o en condiciones precarias de vivienda, es bancada e impulsada desde organizaciones políticas y sociales diversas. Al mismo tiempo, lo que se entiende generalmente como “derecha” fomenta también la protesta callejera, en este caso, por la pérdida de libertades y garantías constitucionales que produce la coyuntura de excepción de la larga cuarentena.

Esto, lamentablemente o no, según se lo quiera entender, seguirá, y en aumento. Las razones objetivas se acumulan peligrosamente. Se ha resentido toda la casi infinita cadena de pagos que surge desde el Estado, en Neuquén. Los comercios cierran: el último relevamiento de la cámara empresaria ACIPAN muestra un promedio de más de 3 comercios cerrados por cuadra. El desempleo crece. El peso de las largas abstinencias se acrecienta.

En este contexto, en el que debe contarse el hecho de que la expansión de contagios del coronavirus recién está llegando al que puede ser su punto máximo, la cuarentena empieza a deteriorarse, por la sencilla razón de que ha pasado mucho tiempo de confinamiento, y no hay autoridad posible, más allá de la propia colaboración y acuerdo, para mantener a la ciudadanía presa en sus propias viviendas.

La posibilidad de pretender imponer ese aislamiento por la fuerza, debería descartarse de plano. Implicaría, directamente, la declaración de Estado de Sitio. Eso necesitaría la aprobación del Congreso Nacional. Será muy difícil que haya consenso entre los legisladores –representantes del pueblo- para avanzar en una mayor restricción a la libertad que la que hay actualmente, por aplicación de decretos del Poder Ejecutivo.

Las protestas, sean por izquierda o por derecha, son solamente la punta del iceberg. Debajo de ellas, ese poder inmenso y silencioso, ese poder llamado pueblo, tiene la respuesta ya anticipada a una situación singular, inédita, extraordinaria: la cuarentena durará mientras la gente, mayoritariamente, lo permita. Ese es el límite, estén de acuerdo o no los exégetas de las interpretaciones ideológicas.

Rubén Boggi diariamentenqn

Show More

Related Articles

Back to top button
Close