Sin categoría

Los secretos de los neuquinos para no cambiar de marcas en los súper

En crisis, los clientes de los supermercados ya no llenan el changuito. Ahora optan por comprar lo que necesitan en el día y aprovechar todas las ofertas que les permitan hacer rendir más el salario. El golpe inflacionario de la última corrida cambiaria hizo evidentes nuevos hábitos entre los consumidores neuquinos.

En crisis, los clientes de los supermercados ya no llenan el changuito. Ahora optan por comprar lo que necesitan en el día y aprovechar todas las ofertas que les permitan hacer rendir más el salario. El golpe inflacionario de la última corrida cambiaria hizo evidentes nuevos hábitos entre los consumidores neuquinos.

Se recorrió supermercados del centro para preguntarles a los consumidores cómo se las arreglan en tiempos de crisis para no perder el tren de las compras básicas para mantener su nivel de vida.

Entre los consultados primaron los que dicen consumir los mismos productos de siempre, pero en cantidades inferiores a las que acostumbraban. La reacción descripta por los clientes frente al escenario caldeado de la economía va en sintonía con el relato expuesto hace una semana por el gerente regional de La Anónima, Eduardo del Prete. “La gente compra lo necesario, no se stockea como había pasado en otras crisis”, apuntó.

Tal es el caso de Élida, una vecina del centro, quien contó a la salida de un súper del Alto: “Compro lo que necesito. Si me falta papa, me llevo unas papas, pero siempre me inclino por la opción más barata”. Ana María, por su lado, no notó grandes variaciones en los precios. Aseguró: “Todos los meses compro lo mismo, sin tener en cuenta el precio”.

 

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close