EditorialEditorial de los Domingos

MIS ZAPATILLAS FLECHA

Editorial de los domingos.

Por: José Timoteo.

Mis primeras zapatillas flechas me llegaron para navidad. Ese día no hubo nada mas importante para mí. Había cumplido 10 años y la mejor manera de estrenar esos años era siendo dueño de esas zapatillas. Las había esperado en cada cumpleaños, las había soñado muchas veces, las había imaginado, azules y blancas y de todos los colores. Yo sabía que cuando las tuviera, muchas cosas cambiarían en mi vida. Cuando hoy recuerdo esos momentos, puedo decir que no estaba equivocado. Apenas las tuve en mis manos, no pude dejar de mirarlas, sentía que debía mantenerlas en su caja, y con solo tocarlas, volvía a limpiarlas, para que ni mis huellas digitales las manchara. Incluso llegue a pensar en no usarla y guardarlas impecables para siempre. Duró poco esa intención porque el deseo de que todos vieran mis zapatillas, pudo más, y un medio día de jueves, entré por la puerta grande de la escuela para que se dieran cuenta que en mis pies estaba lo más importante. Tuve suerte porque en esas épocas los recursos económicos de mis padres eran escasos y cada uno iba heredando la ropa de los hermanos mayores. Yo había pegado un estirón y los pantalones me quedaban un poco corto, eso me daba un poco de vergüenza, pero esta vez sentía que esa situación me favorecía. No pase desapercibido para nadie… TODOS volvían sus miradas y no podían dejar de admirar mis zapatillas. Algunos me felicitaban otros murmuraban por lo bajo, pero TODOS, ese día hablaron de ellas. Desde entonces los jueves son mis días felices. Aquel día marcó los próximos años de mi vida y mucho tuvieron que ver mis zapatillas favoritas. Azules de tela con base plataforma blanca, Flecha es la primera marca de zapatillas argentinas de lona. Nació en 1962 y salió al mercado rompiendo la tradición de las hechas sólo en cuero. La dueña era Alpargatas, que llegó a producir un millón de pares mensuales y las instaló como un clásico hasta fines de los ’70. Mis zapatillas, me hicieron indestructible, con ellas, cuando en invierno jugábamos con mis amigos sobre lagunas congeladas, corriendo el riesgo de caer en aguas gélidas, las mías se transformaban en superlivianas y se deslizaban como si fuera un patinador profesional del hielo. Teníamos por costumbre cruzar un arroyo que lo atravesaba un alambrado, para nosotros era una odisea, porque muchas veces el alambrado iba cediendo hasta hundirte en el agua. Mis zapatillas, en cambio, calzaban perfecta en los alambres de púas y me sostenían hasta llegar al otro lado. El día que nació mi hermanita, el primero en llegar a lo de mi abuela con la buena noticia, fui yo, gracias a la velocidad de mis zapatillas. La misma velocidad que pusieron cuando (sin darme cuenta) irrumpí en un enjambre de abejas, que ni siquiera pudieron acariciarme con su aguijón, ya que en segundos me perdieron de vista. Cuando corría, sentía que volaba, y de verdad hacían honor a su nombre. Con la rapidez de una flecha, zigzagueando, esquivando, pasando a cinco de cañito y elevándola por encima de todos, para pasar por el ángulo izquierdo, entre los dedos del arquero y el travesaño…IMPARABLE!!! Solo comparable con el “Gol del Siglo” de Maradona contra Inglaterra en el Mundial del 86. Un gol inolvidable el mío, que aún se recuerda como irrepetible. Mis zapatillas hicieron todo. Aquellas épocas, en que fui el mejor de todos, el más veloz, el más audaz, el más osado, el más locuaz y el sabelotodo del grupo, no fueron mis condiciones humanas, tampoco mis conocimientos adquiridos, ni mi corta experiencia, menos aun mi instrucción educativa. Todo fue posible a mis inigualables zapatillas flechas, que me hicieron distinto, ni bueno ni malo, solamente INVENCIBLE.

(Esta Editorial que se publica todos los domingos, se constituirá: De relatos, fabulas, cuentos, narraciones, poemas y poesías. Cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia. Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Nqnorte.)

Show More

Related Articles

Back to top button
Close