Provinciales

Néstor Martín: “No descartamos revisar los aportes o la edad”

El administrador del Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN), Néstor Martin, estimó que el déficit del organismo para este año será de 4100 millones de pesos y dijo que no descartan ninguna medida para buscar una solución a este problema, aunque aclaró que lo único inamovible es que la caja permanecerá dentro de la órbita provincial. Además, se refirió a las jubilaciones de privilegio y señaló que el régimen “más revisable” es el de la Legislatura.

En cuánto está el déficit del ISSN hoy?

La proyección no es tan fácil. Se ha hecho un primer esbozo y creemos que vamos a estar en 4100 millones de pesos de déficit para este 2020.

En el 2015 había un déficit de 840 millones de pesos y ahí fue cuando el gobernador tomó la decisión de aumentar aportes y contribuciones. La caja se financia fundamentalmente con los aportes de los trabajadores y del empleador, que tenían alícuotas relativamente bajas comparadas con la media nacional y las de otras provincias.

Había margen para el aumento y por eso subimos 4 puntos para cada uno de los aportes (patronales y de los trabajadores) que se hicieron trimestralmente.

Eso significó un alivio y el déficit se pudo resolver durante un par de años

 ¿Y qué pasó después?

En el 2016 se pronosticó que íbamos a estar donde hoy estamos porque no se trata de un problema de administración del ISSN, sino que cuando las cajas van a entrando en su etapa de madurez y se agranda la relación de los pasivos respecto de los activos, se hace insostenible desde lo financiero y por eso se requiere de otra financiación.

– ¿Hoy cuál es la relación de activos y pasivos?

No llega a tres activos por jubilado y hace 20 años atrás era de siete a uno. Es lo que sucede con cualquier caja en el mundo. Tienen los mismos problemas y por eso van a hacia diferentes reformas. La caja de Neuquén hoy cuenta con 27 mil jubilados.

El déficit obviamente hoy se suple con aportes del tesoro provincial, pero hay que encontrar otros mecanismos para que el sistema sea viable.

– Hace algunos años atrás se planteó crear una asignación específica que salga de la renta petrolera. ¿El Gobierno está pensando en esto?

Ese es uno de los caminos a seguir, pero no hay una única vía que resuelva el problema. A la caja hay que nutrirla con fondos por fuera de los aportes, tanto los patronales como el de los trabajadores.

 ¿Van a presentar un paquete de medidas desde el Gobierno?

No. Nos vamos a sentar a la mesa para plantear los problemas y las distintas vías posibles de solución, donde cada sector en una mesa de trabajo logre una propuesta consensuada.

– ¿No descartan el aumento de aportes?

No descartamos revisar esto ni otro tema, lo único que sí descartamos es que no vamos a pasar la caja de la órbita provincial a la nacional. Esto es muy importante y en eso tenemos una coincidencia plena con los gremios, ya que todos queremos que la caja jubilatoria siga siendo administrada dentro del ámbito provincial, con las condiciones de hoy, donde jubilamos con el 80 por ciento. Necesitamos encontrar una solución neuquina a esta problemática.

– ¿Y el aumento de la edad?

Tampoco se descarta, ningún tema. Pero tenemos que ver el efecto, porque hay que analizar cuánto impacta en lo económico y si sirve para resolver el problema. Hay que ser pragmáticos y encontrar las soluciones

 ¿Y lo que señaló el gobernador respecto de que se va a estudiar eliminar las jubilaciones de privilegio?

Es una de las medidas a evaluar, lo que pasa que si es la única no resuelve el problema, hay que buscar una sumatoria de medidas que resuelvan la sustentabilidad de la caja jubilatoria de la provincia.

– De revisarse las jubilaciones de privilegio, ¿sobre cuáles se enfocarían?

Son regímenes especiales, que difieren de las condiciones generales. El más revisable de todos sería el de la Legislatura, donde un diputado con solo un año de aportes puede jubilarse por esa actividad.

– ¿En qué va a consistir la primera reunión de mañana con los gremios?

Vamos a lanzar formalmente la mesa de trabajo, a mostrar el problema y dimensionarlo numéricamente, y nos vamos a poner de acuerdo en cómo funcionará esta mesa de aquí en adelante.

Es un paso muy importante encarar la solución del problema buscando el consenso, porque representa un signo de madurez.

Show More

Related Articles

Close