lunes, marzo 4, 2024
InicioNoticias NacionalesEl minuto a minuto de una noche de película en el Maracaná:...

El minuto a minuto de una noche de película en el Maracaná: de la represión a la posible renuncia de Scaloni

El entrenador de lablundstoneoutlet gabssaldi castelli vantaggio jersey borsalamilanesa donkeyluckycat ja morant jersey original marellaabiti geoxoutlet cruz azul jersey 2023 von-dutch fracominaoutlet negozitata loevenichmutze borsalamilanesa ynotsaldi selección campeona del mundo puso en duda su continuidad y dejó a todos sorprendidos. Antes, pasó de todo en la noche brasileña.

Lionel Scaloni protagonizó el momento de mayor impacto de la noche en Río de Janeiro. Después de la gran victoria de Argentina sobre Brasil por Eliminatorias, el entrenador de la selección nacional puso en duda su continuidad al frente del equipo. Fue en el cierre de una jornada que tuvo de todo y en la que las novedades se dieron tanto dentro como afuera de la cancha.
La Scaloneta llegó al Maracaná sin equipo confirmado y la formación se conoció apenas 50 minutos antes del encuentro. El zapalino Marcos Acuña y Giovani Lo Celso volvieron a la titularidad por Tagliafico y Nico González. Tras la salida de los equipos al campo de juego, llegaron los graves incidentes.
Mientras sonaba el himno nacional argentino, los hinchas visitantes se cruzaron con los brasileños que silbaban la canción patria. Desde las horas previas se advertía incluso por televisión que los fanáticos albicelestes no estaban separados de los hinchas rivales, pero la seguridad no tomó cartas en el asunto. Las agresiones mutuas duraron apenas unos segundos hasta que se metió la policía militar.

La represión fue tan violenta que los jugadores argentinos se acercaron a la tribuna para interceder. Varios de ellos tenían familiares en la parcialidad visitante e intentaron subirse a las gradas para frenar la paliza. Leandro Paredes, Lautaro Martínez, Cuti Romero y Dibu Martínez tuvieron que ser frenados porque estaban a punto de quedar en el medio del conflicto.

En ese contexto, Lionel Messi le indicó a sus compañeros el camino a los vestuarios, retirando al equipo por no estar dispuesto a jugar en esas condiciones. Después el capitán argentino aclaró que la idea era calmar las aguas, algo que finalmente ocurrió y el partido comenzó con media hora de retraso.

En su regreso al campo de juego, Messi y De Paul se cruzaron verbalmente con Rodrygo, que los acusaba por haberse retirado de la cancha.

Ya en el partido, Brasil recurrió la infracción constante y terminó el primer tiempo con tres amonestados. El local fue levemente superior y la más clara se la sacó Cuti Romero en la línea a Gabriel Martinelli.

Después del descanso, el local tuvo su mejor momento en el partido y apareció Dibu Martínez para evitar los goles de Rodrygo y Gabriel Jesús. En su primer tiro al arco del encuentro, Argentina encontró a Nicolás Otamendi con un cabezazo a lo Daniel Alberto Passarella para sellar un triunfo memorable.

La expulsión de Joelinton después de trenzarse con De Paul dejó a Brasil con 10 y fue lo único relevante que pasó hasta el pitazo final de Piero Maza.

Los campeones de América y del mundo festejaron con la gente que estaba en la tribuna y había recibido los palos de la policía. Una celebración al mejor estilo Qatar 2022 después de una noche complicada.

En sus declaraciones inmediatamente posteriores, los jugadores manifestaron su enojo por lo que ocurre con los hinchas argentinos cada vez que van al vecino país. En el medio de esos contactos con la prensa, Rodrigo De Paul dejó una frase sobre su vida privada que dejó a más de uno preguntando de quién hablaba: «Quiero agradecerle a esa persona que la quiero mucho. Espero que haya visto el partido y esto también es para esa persona».

Pero todavía quedaban cosas por pasar y Lionel Scaloni sorprendió a todo el mundo en su última respuesta. «Tengo que parar la pelota y pensar, Argentina necesita un entrenador con todas las energías», dijo el DT, que se sacó una foto con el cuerpo técnico en el campo de juego del Maracaná.

Después, tanto los dirigentes en off como los jugadores en los micrófonos se mostraron igual de sorprendidos que los periodistas con respecto a lo que había expresado Scaloni minutos antes. No hubo charla en el vestuario con el entrenador, que cuando salía del estadio le dijo al periodista Gustavo Yarroch «con Tapia está todo bien».

Los rumores y las teorías conspirativas florecieron instantáneamente. Desde un supuesto enojo de Scaloni con el presidente de la entidad por la politización de AFA en la previa del balotaje hasta alguna bronca por problemas logísticos de la selección o incluso una intención de mejorar el vínculo económico. El contrato entre el equipo de trabajo del técnico y AFA está firmado hasta 2026, pero todo quedó en suspenso.

fuente: LMNeuquén

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments